Necochea: chocó un buque con 72 mil toneladas de soja a la salida de Puerto Quequén y casi se hunde

Durante el lunes por la noche, un buque cargado con soja rozó contra la escollera norte de Puerto Quequén y casi se hunde. Se trata del barco granelero de bandera liberiana Tai Knighthood, de 229 metros de eslora y 38 de ancho, que durante las maniobras de salida registró un incidente y debió ser evacuado de manera preventiva.

El siniestro ocurrió pasadas las 22:30 horas de este lunes cuando el barco zarpó desde el Giro Nº 3 del puerto con una carga de 72.600 toneladas de soja, con destino a China.

 

Según el informe pre pericial, la avería en su casco afectó la quilla, pero la inundación se controló y no hubo peligro de hundimiento.

En el marco de las primeras averiguaciones, se pudo saber que el buque se desgobernó (pérdida de control en su maniobra) generando una aproximación excesiva contra la escollera norte, lo que habría provocado una rozadura y posterior fisura en el casco, con ingreso de agua, situación que fuera inmediatamente controlada por la tripulación.

Asistido por los remolcadores Rúa Don José y Diamond Cay y una draga, se dispuso su fondeo a 3,5 millas de la costa para comenzar las inspecciones visuales de determinación técnica de daños. Se encuentra escorado, sin riesgo de naufragio.

“Se logró cerrar compuertas de bodegas para evitar filtraciones de agua. La tripulación se encuentra a salvo y en buen estado de salud. Se evalúa la posibilidad del ingreso para una posible reparación”, relataron desde el Puerto de Quequén.

Sobre el buque que chocó a la salida de Puerto Quequén

El “Tai Knighthood” fue construido en 2021 y había ingresado el último fin de semana al Puerto de Quequén, donde cargó 34 mil toneladas de soja para completar una carga total de 72.600, con destino a Singapur.

Prefectura Naval añadió que en la mañana del martes se realizaban “inspecciones técnicas de rigor en lo relacionado a la parte estructural del casco del buque, al equipamiento técnico de seguridad y a los procesos internos”.

En ese sentido, un equipo de buzos de la fuerza de seguridad trabajaban junto al buque para determinar el tipo de daño, dado que la fisura que sufrió fue en la parte más baja del barco.