Martes de morfi y chupi con "amigotes": Alberto Fernández recibe a Evo Morales

Alberto Fernández se toma el día para parlotear con el exmandatario boliviano Evo Morales. (Dibujo: NOVA)

El presidente Alberto Fernández recibirá este martes al expresidente de Bolivia, Evo Morales, con quien compartirá un almuerzo a las 13.30, informaron fuentes oficiales.

El exmandatario del país vecino se encuentra de visita desde este lunes, cuando ofreció una clase sobre "Presente y futuro de América Latina" desde el aula magna de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), invitado por la Corriente de la Militancia del Frente de Todos que lidera el actual interventor de la AFI, Agustín Rossi.

En ese marco, Morales adjudicó las encrucijadas que atraviesa la Argentina -tanto en lo económico como en lo social- a la acción de "los gobiernos neoliberales" y planteó que el país "tiene mucho potencial" para salir adelante, como ya se demostró "en los tiempos de Néstor Kirchner".

Desde Rosario, analizó el panorama regional y la situación de la Argentina en el marco de una conferencia de prensa, donde advirtió que cada nación "tiene su propia particularidad" y que eso incide sobre cómo se presentan los "problemas sociales y económicos".

Al repasar la historia de Sudamérica, el fundador del Movimiento al Socialismo de Bolivia recordó de modo crítico el paso de Domingo Cavallo por el Ministerio de Economía para luego contrastar ese período con la irrupción del kirchnerismo, al subrayar que tras varios "cambios de gobiernos" y con la llegada de Kirchner, "se ha demostrado que Argentina tenía mucho potencial, mucho futuro".

"Mucho depende de cómo nos unimos", exhortó, y señaló que en el presente "América Latina tiene una gran ventaja porque va cambiando", marco en el cual mencionó los triunfos de Gabriel Boric en Chile y de Gustavo Petro en Colombia.

"América Latina es una gran familia. Siento que estos cambios y los que vienen son una rebelión democrática, una sublevación frente al imperio", definió. "América Latina, democráticamente, va liberándose", valoró, para luego considerar que en la región ese proceso se desarrolla incluso "con algunas diferencias", ya que en la región conviven "presidentes de distintas corrientes, no conservadores, algunos reformistas y otros serán revolucionarios".