La millonaria compra directa de Axel Kicillof

El gobernador, Axel Kicillof, dispuso la contratación directa para adquisición de barbijos pediátricos y para adulto para ser utilizados por alumnos y docentes de las escuelas bonaerenses. El monto es de $772 millones, pero puede aumentarse en 100%. Los padres reclaman el fin de la obligatoriedad.

En el mundo se avanza hacia la eliminación del uso de tapabocas, especialmente en los colegios, ante las señales que indican que lo peor de la pandemia ya pasó. La variante Ómicron está mostrando que perdió su fuerza inicial y eso se manifiesta en la baja en el número de contagios y de muertes. Los efectos de la vacunación están a la vista.

 

Sin embargo, en la provincia de Buenos Aires van en sentido contrario. Desde el Ministerio de Salud del distrito, que conduce Nicolás Kreplak, se dispuso la compra directa de barbijos tricapa pediátricos y para adultos por un monto de $772 millones para entregar a alumnos y docentes de escuelas públicas y privadas que reciben 100% de subvención. Así se estableció mediante la Resolución 808-22 de esa dependencia y que lleva la firma del ministro, según se publicó en el Boletín Oficial.

La medida se tomó en un momento en el que crece el reclamo de los padres para que se elimine la obligatoriedad de la utilización de tapabocas en los colegios, ante el daño en el proceso educativo que produce en los alumnos según las evidencias científicas.

Además, contrasta con la actual situación sanitaria que muestra claros signos de mejora, mientras que en 2021, con una situación peor, no se dispuso de una medida similar.

 

Entre los considerando de la resolución se especifica que estos productos se utilizarán en “establecimientos educativos de gestión estatal y de gestión privada con subvención del 100 %, como así también para las y los trabajadores/as de la educación de dichos establecimientos".

El motivo de esta decisión, explica la resolución, es para “garantizar la aplicación de los lineamientos para la presencialidad plena y cuidada en los establecimientos educativos de la Provincia”.

Asimismo, se aclara que “se deberá contemplar que la provisión de barbijos para este primer semestre del año tendrá que contemplar su tasa de uso semanal". Esta es una señal de que desde el gobierno de Axel Kicillof no se contempla, al menos en el corto plazo, una marcha atrás con la obligatoriedad del uso de barbijos en los colegios. En la provincia su utilización está determinada para todos los alumnos del ciclo primario y secundario. En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, en los primeros tres años de primaria no es obligatorio su uso y se anticipó que la voluntad es de eliminarlo para todos los grados.

En el artículo 2 de la parte resolutiva de la norma se determina el llamado a “Contratación Directa para la adquisición de barbijos tricapa descartables con elástico y con ajuste nasal, tanto pediátricos como para adultos” por la suma total de “pesos setecientos setenta y dos millones seiscientos veintitrés mil trescientos sesenta con 00/100 ($772.623.360,00), con la posibilidad de aumentar hasta en un cien por ciento (100 %) y/o disminuir hasta en un treinta y cinco por ciento (35 %) el contrato conforme los lineamientos establecidos en el artículo 7". Esto da a entender que, según la situación sanitaria se podría ampliar la compra o recortarla.

Se dispuso el 25 de febrero como fecha para el llamado a la adquisición de estos insumos. Lo llamativo es que el ciclo lectivo comienza el 2 de marzo por lo que no estarán disponibles, al menos estos barbijos, para ese momento. Además, las clases terminaron en diciembre pasado y no se aprovechó todo este tiempo para realizan la compra mediante una licitación pública.