Drásticas imágenes de los incendios en Corrientes

 


1 / 45
Un brigadista llorando: la dramática postal de los incendios en Corrientes. Un bombero agotado mientras otros bomberos y residentes locales luchan desesperadamente contra el fuego que no da tregua. Foto REUTERS/Sebastian Toba.

Incendios atizados por una sequía sin precedentes arrasan cientos de miles de hectáreas en la provincia de Corrientes. Foto REUTERS/Sebastian Toba
2 / 45
Incendios atizados por una sequía sin precedentes arrasan cientos de miles de hectáreas en la provincia de Corrientes. Foto REUTERS/Sebastian Toba.
Fuego y sequía arrasan el noreste de Argentina, en Corrientes arrasaron ya el 6% del territorio.
Según un informe del INTA se queman un promedio de casi 20 mil hectáreas por día. Foto REUTERS/Sebastian Toba
3 / 45
Fuego y sequía arrasan el noreste de Argentina, en Corrientes arrasaron ya el 6% del territorio. Según un informe del INTA se queman un promedio de casi 20 mil hectáreas por día. Foto REUTERS/Sebastian Toba.
Los incendios forestales en Corrientes: el fuego no se detiene y amenaza los Esteros del Iberá. Foto Blas Martinez

4 / 45
Los incendios forestales en Corrientes: el fuego no se detiene y amenaza los Esteros del Iberá. Foto Blas Martinez.

Los incendios siguen fuera de control en la provincia de Corrientes, donde decenas de brigadistas trabajan para contener las llamas en un área “muy difícil de controlar” de los Esteros del Iberá.  Foto Blas Martínez
5 / 45
Los incendios siguen fuera de control en la provincia de Corrientes, donde decenas de brigadistas trabajan para contener las llamas en un área “muy difícil de controlar” de los Esteros del Iberá. Foto Blas Martínez

6 / 45
Los Esteros del Iberá bajo amenaza por los incendios Existe preocupación por el avance del incendio sobre el parque provincial que representa un área de 12 mil kilómetros cuadrados de pantanos y lagunas, hábitat de yacarés, anfibios, ofidios, iguanas y 350 especies de aves. Foto Blas Martinez.

Los incendios forestales en Corrientes. La gran mayoría de los animales silvestres se verán afectados de algún modo y dejará al borde de la extinción a algunas especies de aves y reptiles.  
Foto Blas Martinez
7/45
Los incendios forestales en Corrientes. La gran mayoría de los animales silvestres se verán afectados de algún modo y dejará al borde de la extinción a algunas especies de aves y reptiles. Foto Blas Martinez
Fuego y sequía arrasan en Corrientes. Hay más de 1000 hectáreas afectadas. El 6% de la provincia de Corrientes se incendió. Hay animales quemados y escasez de agua. Foto Blas Martínez
8 / 45
Fuego y sequía arrasan en Corrientes. Hay más de 1000 hectáreas afectadas. El 6% de la provincia de Corrientes se incendió. Hay animales quemados y escasez de agua. Foto Blas Martínez.
Incendios en Corrientes:
Zona de Esteros del Ibera "Se queman a un ritmo de 20 mil hectáreas por día, ahora deben ser en total unas 700 mil hectáreas.
Foto Blas Martinez
9 / 45
Incendios en Corrientes: Zona de Esteros del Ibera "Se queman a un ritmo de 20 mil hectáreas por día, ahora deben ser en total unas 700 mil hectáreas. Foto Blas Martinez
El humo dificulta la observación de los satélites desde hace una semana. No hay antecedentes históricos", dijo Nicolás Carlino, de la asociación de productores Coninagro.
Foto Blas Martinez
10 / 45
El humo dificulta la observación de los satélites desde hace una semana. No hay antecedentes históricos", dijo Nicolás Carlino, de la asociación de productores Coninagro. Foto Blas Martinez.

El incendio se ha extendido para cubrir más de 500.000 hectáreas, lo que subraya el impacto del clima seco debido al patrón climático de Nina, se ve en Corrientes. Foto REUTERS/Sebastián Toba

11 / 45
El incendio se ha extendido para cubrir más de 500.000 hectáreas, lo que subraya el impacto del clima seco debido al patrón climático de Nina, se ve en Corrientes. Foto REUTERS/Sebastián Tob
Los residentes locales y los bomberos luchan contra el fuego incontrolable. Foto REUTERS/Sebastián Toba
12 / 45
Los residentes locales y los bomberos luchan contra el fuego incontrolable. Foto REUTERS/Sebastián Toba